sábado, 3 de agosto de 2013

Las compras compulsivas



La película, "Confesiones de una compradora compulsiva", trata el tema en clave de humor, pero en realidad es algo muy serio. Afecta en mayor medida a mujeres que hombres. La sociedad capitalista potencia este mal con su ingente márketing.
Un vacío emocional muy hondo. Un déficit de la atención. Profunda tristeza. Un afán desmedido por acumular bienes materiales en la búsqueda de una hipotética seguridad. Carencia de aficiones y ocupaciones interesantes y sólidas. Éstas serían las principales causas de esta conducta desviada.
Estas personas no pueden permitirse ni deben las tarjetas de crédito. Deben tener solamente la de débito. Deben asimismo ser advertidas por alguien de su entorno, pues tienen escasa racionalización de sus actos, para que suban el nivel de atención y sean conscientes de lo que están haciendo con sus vidas. Asimismo, tienen que ocuparse en otras actividades que sean muy absorbentes: lectura, películas, y no centrarse sólo en ir de compras. Deben ir a establecimientos low cost para evitar el desastre económico.
Y ante todo, necesitan mucho afecto y cariño. Muchos vendedores lo saben. "All you need is love", de "Across The Universe".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...